Para ser tan fea como tan franca, hoy no ocurrió nada extraordinario.  Entre lo que sucedió, hoy se dio de alta al pequeño Garfield, llegaron más huéspedes, hubo bastante movimiento en cuanto a la compra de los calmantes (para año nuevo se refiere), y así por el estilo.  Durante la mañana, llamó una señora alegando querer poner a dormir su perro por haber mordido a alguien.  Me pareció extraño, por lo que me quedé discutiendo y analizando con ella la situación.  La convencí a que desistiera de esa idea, y que a cambio, llevara la perra a la clínica para una observación y ponerle las vacunas al día, y así fue.  En fin, la conclusión a ese caso es que la mascota era una Rott Whiler súper mansa y amigable que era constantemente molestada por unos niños traviesos cuyos padres aparentan no prestarles atención, y pues, tiraba a morder cuando estos comenzaban a molestarle.  Bueno, entre otras cosas, se formó un “sal pa’ fuera” cuando llegó una señora con su perro (y el síndrome de las batas –doctores-), se le podía acercar cualquiera menos el veterinario y yo, porque se ponía histérico.  Pero eso no fue todo; la situación se complicó cuando se le soltó el collar y el perro andaba suelto.  Había venido a vacunarse, pero por lo visto iba a ser una misión casi imposible por lo bravo que era con el doctor y conmigo.  Entonces, se sacó, y afuera, hubo que forcejear con él: no se dejaba domar por su dueña, no se le puedo poner el collar, por lo que por primera vez (en vida real) vi como se le ponía un collar para restringirlo (de esos que son un tipo alambrado al cuello, como un “choaker”) y tanto trabajo nada más que para unas vacunas…  Se puede decir de ello que fue un pequeño susto y dolor de cabeza para todos.  Eso fue prácticamente mi día.  Por último, una pequeña “hound dog” de tan solo meses y súper juguetona, que llego a un chequeo rutinario, y cuando vi los fecales a través del microscopio, no podía creer mis ojos y llamé al veterinario para asegurarme, de lo que, según él, era un ejército de “hookworms”… me dio mucha lástima con la pequeña, pero al menos eso tiene cura…

Anuncios

~ por lizanne en diciembre 29, 2006.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: